El uso de la plataforma CYGNUS, que arrancó el 1 de junio, permite suprimir el uso de papel y los servicios de mensajería, ahorrando tiempo de envío y gestión.